31
Mar
10

Heteróclito

Esta semana es más heteróclita que cualquier otra, por lo que hoy miércoles empezerá mi fin de semana para el blog (no así para el trabajo, ya que por segundo año consecutivo tengo que trabajar incluso viernes santo).
Bueno, alguno se habrá sorprendido de ver la palabra heteróclito, yo también lo hubiera hecho, con sinceridad, no obstante la escogí porque algún día me llamó la atención.
Heteróclito viene del griego, no lo puede negar, la verdad, y señala cualquier cosa irregular o anormal, como por ejemplo, que esta semana no es tan ordinaria, como anuncié antes.
Heteróclito también describe a la propia regla y nos muestra los nombres que se salen de lo común. Por ejemplo, el agua es heteróclito porque siendo femenino lleva artículo masculino.

También los defensores del usuario tendrán reservado un espacio. Como se sabe, el Ente Regulador convocó a colegios profesionales para que asuman, de oficio, la protección de los intereses difusos de los usuarios, sobre todo de los residenciales, un colectivo heteróclito y sin embargo el más numeroso, porque los otros (empresarios, comerciantes y demás) suelen tener quién los represente formalmente. El Colegio de Profesionales de Ciencias Económicas propuso a Víctor Centurión; mientras el Colegio de Ingenieros Especialistas, hizo lo propio con Héctor Lovera y Juan Carlos Isola, por las costas del Paraná y del Uruguay, respectivamente. Y, sucesivamente, los que resulten inscriptos.
Fuente: lanoticiadigital.com.ar

El orador se subió al escenario, era raro, era la primera vez que tenía un público heteróclito y no sabía como actuar. Antes siempre había tenido la fortuna de tratar con colectivos bien identificados, pero ahora…había llegado su hora de la verdad y debía demostrar que podía convencer a grupos difíciles.

Texto propio


2 Responses to “Heteróclito”


  1. 1 Cicero
    mayo 18, 2011 a las 6:25 pm

    Disculpe usted egregio caballero, pero he de advertirle que el artículo el, de “el agua”, no es masculino como usted afirma, sino femenino. Ya que demuestra tener tanto conocimiento en latín y griego me sorprende saber que desconoce las bases de nuestra propia lengua, y por extensión la latina, que es la misma. En el colegio cuando aún estamos tiernos nos dicen que el artículo “el” en “el agua” es masculino, porque así suena bien, para no desmoronar nuestros pequeños mundos analógicos, y porque así también lo consideran las también egregias diplomadas que nos cultivan; el caso es que ese “el”, no es el mismo “el” de… por ejemplo: el burro, aunque oro parezca PLATA NO es, en latín sería ILLA AQUA, ILLE BURRICUS, en el caso del borrico, como usted ya sabe, la evolución es simple, la atonicidad del artículo hace que se apoye en el elemento siguiente y se pierda la -e: daría ill burricus que acaba dando el borrico (me da pereza explicar correctamente la evolución completa); con el agua sería lo mismo perdiéndose la a, que es la marca con que nosotros caracterizamos como femenino. Como agua empieza por a, la evolución de illa es igual a la de ille, pero aunque den resultados parejos no quiere decir que sean lo mismo. En el resto de palabras femeninas que no empiezan por a el artículo evoluciona de manera distinta porque a diferencia de la e, la vocal más débil, la a es la más poderosa, ¿a que si?, y etc etc, da la. Pues eso, ya no se ni porque estoy escribiendo tanto, no estaba tan aburrido. Hubiera bastado con decirle, oh guardián de la palabra” que hiciera el plural de el agua, a ver si daba los aguas, para que viese que ese “el” no es tan masculino como parece. OH DIOS MÍO, esto me recuerda una vez que me ligué una moza muy guapa y prieta en una berbena, que me dijo que era mozuela… y resultó que tenía berenjena. Una experiencia un tanto heteróclita, diría usted. Recuerdo cómo me sentí, es bastante duro descubrir que no te puedes fiar ni del agua, por eso le animo a que no se desanime, que todos hemos pasado por estas vergonzosas experiencias y ¿quién sabe?, cuando una puerta se cierra, una ventana se abre, y yo ya llevo 15 años con Ramón y no puedo decir que no haya pasado día que no me considerara el hombre más feliz de este heteróclito mundo.

    • julio 5, 2012 a las 5:14 pm

      Fantástico.
      Si lo ambiguo, lo hetereo, lo absurdo, es lo que preside y se impone en nuestro ridículo mundo. Utilicemos la acromónia para expresarnos y empecemos por mandar todas las reglas a tomar por donde cada uno/a tenga por conveniente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Actualizaciones de Twitter


A %d blogueros les gusta esto: